En otoño es tiempo de caza de las palomas torcaces que pasan en sus movimientos migratorios por el Pirineo navarro. En la zona se practica todavía una ancestral forma de caza con red. Un oteador en lo alto de una atalaya vigila la llegada de las aves y cuando llegan, previo aviso a sus compañeros que están en el suelo, lanza una paleta de madera que simula el vuelo de un ave rapaz. Las palomas, huyendo de esta presunta amenaza, se lanzan al suelo buscando protección entre los árboles cayendo en las redes que les han tendido previamente los cazadores. 

Si ha sido cazada con red, al guisar la paloma su calidad es excelente ya que al conservar la sangre se mantienen mucho más tiempo frescas y sabrosas. Se prepara con aceite de oliva o manteca, vinagre o vino tinto, hierbas aromáticas y unas lonchas de tocino para lardear. También con unas onzas de chocolate podemos preparar un delicioso plato de caza.


En la actualidad en el Norte de la Comunidad Foral hay numerosos  criaderos de patos que han potenciado la elaboración de múltiples productos  derivados de este animal de excelente calidad como el confit, el magret, el foie y el paté

La ternera de Navarra cuenta en la actualidad con una más que merecida Denominación de Origen que controla su excelente calidad. También es zona para degustar el exquisito chuletón de buey asado a la brasa.

El norte de Navarra y toda la Selva de Irati es zona de ríos cuyas truchas siempre han tenido fama justificada. Plato emblemático de la cocina local son las truchas a la navarra en el que la loncha de jamón serrano con que se rrellenan les brindan un sabor único que hizo decir al gastrónomo Luis Antonio de Vega que Navarra ha enseñado al mundo a comer truchas”

En otoño se puede disfrutar en la zona de las setas de temporada o el delicioso y perseguido “hongo beltza”

Postres: en verano las fresas enanas silvestres y las moras. El resto del año cuajada fresca con miel muy abundante y de excelente calidad en la zona, y quesos de Roncal o Idiazábal elaborados con leche de oveja autóctona y que ya en el siglo XIII estaban documentados y reputados como de óptima calidad. También son muy tradicionales las nueces con membrillo.Para regar el festín, podemos optar por vinos de la zona media de Navarra o, si queremos un producto de la tierra, de la montaña, nada como la recia sidra que se elabora en alguno de sus caseríos
Restaurantes recomendados:Restaurante Auñamendi, Restaurante Orialde, Restaurante Salazar, Restaurante Haizea, Restaurante Camping Espinal, y Restaurante Casa Sario